Supongamos que has encontrado dos viviendas de similares características, una de obra nueva y otra de segunda mano, ¿cuál podría interesarte más? Esperamos que la siguiente información te ayude a aclarar tus dudas.

Ubicación

Las viviendas de obra nueva se suelen encontrar en zonas nuevas de ciudades, por lo que, si este es tu caso, suelen necesitar de tiempo para desarrollarse y disfrutar de los todos los servicios (zonas verdes, centros de salud, transportes, centros educativos, etc.) de los que ya dispondría una vivienda de segunda mano más céntrica. Por otro lado, las zonas nuevas de ciudades, suelen disponer de mayores espacios, infraestructuras y servicios una vez se encuentran completadas.

Las viviendas de segunda mano, se suelen encontrar en zonas más céntricas, y si este es tu caso, a veces se puede disfrutar de zonas históricas con mucha vida, mayor número de comercios, transportes, servicios, etc.; encontrarás más opciones a menor precio en viviendas de segunda mano.

Reformas

Deberás calcular el coste de las posibles obras que necesitarás realizar en una vivienda de segunda mano y, aunque hoy en día muchas promociones de obra nueva ofrecen la posibilidad de personalizar las viviendas, podría necesitarse hacer alguna reforma también. Suma dichos costes a los precios de compra para comparar ambas opciones. Ten en cuenta que, a veces, las reformas generan un estrés que podrías querer evitar.

Si la vivienda de segunda mano necesita reforma, puede ser un punto a tu favor en la negociación. En la vivienda de nueva construcción, no suele existir esta opción.

Ten en cuenta que, si realizas una obra integral en una vivienda de segunda mano, podrás obtener acabados interiores similares a las viviendas nuevas, aunque estrenar completamente un inmueble puede ser motivo suficiente para querer optar por la obra nueva.

Tiempo de compra

En las viviendas de obra nueva, deberás conocer en qué fase se encuentra la promoción. El plazo de entrega podría ser incluso de varios años. En el caso de las viviendas de segunda mano, normalmente podrás utilizar la vivienda tras la compra de la misma.

Precio

Por regla general, a iguales características, el precio €/m2 de una vivienda de obra nueva es mayor que la de segunda mano. Aun así, y tras hacer los cálculos correctos, en algunos casos te podrá interesar la opción de segunda mano.

Estado del edificio

El estado del edificio de obra nueva debería ser optimo, mientras que en los de segunda mano se podrían necesitar reformas, reparaciones renovaciones de instalaciones, etc., lo que significa un coste más a tener en cuenta. No olvides pedir copia de, al menos, las 4 últimas juntas de vecinos; se podrían haber aprobado obras que deriven en costes imprevistos.

En construcciones más antiguas, la eficiencia energética podría ser de peor calidad, lo que derivaría, por ejemplo, en elevadas facturas de calefacción. Pide facturas al propietario con el objetivo de conocer si es un factor a tener muy en cuenta.

Si la nueva obra ha sido realizada correctamente, proporcionará una mayor vida útil del edifico que los edificios ya en uso.

Mercado inmobiliario

En ambos tipos de viviendas el precio de compra dependerá del mercado en ese momento. En el caso de comprar vivienda de obra nueva en buena época económica, si compras una vivienda sobre plano, suelen tener mejor precio que si la compras en posteriores fases de la construcción.

Gastos e impuestos de compra

Los gastos e impuestos derivados de la compra varían si se trata de una obra nueva o segunda mano, incluso dependiendo de la zona en la que se realice la compra. Si tras calcularla, la diferencia no supone un impedimento económico para ti, otros factores podrán ayudar a decidirte con mayor claridad.

Nuevos materiales y tecnologías

Las viviendas de obra nueva suelen disponer de sistemas constructivos e instalaciones más modernos y eficientes, lo cual facilita el uso de las mismas y reduce el gasto de las facturas. Pide información de los sistemas de calefacción, aire acondicionado, domótica, etc., de ambas viviendas; podrás comparar y te ayudará en tu elección.

Espacios comunes

Compara los espacios comunes que ofrecen una y otra opción. Ten muy en cuenta que, una vivienda de segunda mano, puede ofrecer incluso mejores espacios comunes que una de obra nueva. Es algo que dependerá de cada caso y tendrás que estudiar.

Garantías

En el caso de obra nueva, recibirás las garantías legales que debe proporcionar el promotor de la vivienda. En el caso de segunda mano, aunque podrías reclamar vicios ocultos tras la compra de la misma, no existe la garantía anual, trienal y decenal como en el primer caso. En ciertas ocasiones, las reclamaciones de estas garantías han sido objeto de problemas con algunas promotoras, por lo que investiga si es una promotora fiable. Internet junto a anteriores compradores, podrían facilitarte el acceso a esta información.

Vicios ocultos

Aunque en viviendas de obra nueva correctamente ejecutadas se reduce la posibilidad de encontrar vicios ocultos, en ambos casos se podrían manifestar molestas sorpresas tras la compra. Recomendamos solicitar estudios de las viviendas a profesionales independientes que te ayuden a detectar problemas que puedan existir.

 

Esperamos que todos estos puntos te ayuden a tener mayor información. Para cualquier duda que te pueda surgir, estaremos encantados de ayudarte.

 

VOLVER AL BLOG

GUÍA DE COMPRA

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *